Batalla de Punta Cuevas durante la Guerra de la Triple Alianza

El último combate naval interno de la historia de Argentina tuvo lugar en Bella Vista, Corrientes, en uno de los lugares más impactantes de belleza y estatura geográfica de todo el litoral mesopotámico.

Partiendo desde la Ciudad de Bella Vista por Ruta provincial n°27 en sentido sur de la localidad y recorriendo una distancia de 30 km podremos llegar a un campo propiedad del Sr. Daniel Vila en el cual, recorriendo el mismo y llegando hacia orillas del Río Paraná se podrá observar el sitio donde se llevó a cabo el Episodio Histórico, allí se encuentra un Monolito que fue colocado por la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos bajo ley 12.665,  quien fuera recientemente restaurado por la Municipalidad de Bella Vista y con la incorporación de un Mástil referencial de nuestro Patrimonio  y  atriles que brindan información general de aquel suceso.

Actualmente en el lugar de colosal vista al río, se proyectan  desarrollar prácticas ecológicas, sostenibles y sustentables, permitiendo realizar actividades de bajo impacto como esparcimiento, caminatas, senderismo, rapel, pesca,  avistaje de flora y fauna. Se puede acceder al sitio vía terrestre o fluvial  en kayak, lanchas, piraguas, deslumbrando tanto con piedras de colores contrastantando con el verde de los árboles, trepadoras y su estatura de más de 35 metros matizan contrastes amarillentos y rojizos con el azul cielo; una postal única en el Litoral Argentino.

Esta Guerra fue un conflicto armado, ocurrido entre 1864 y 1870, en el que se enfrentaron Paraguay y la Triple Alianza, conformada por Argentina, Brasil y Uruguay. Por este motivo, Paraguay invadió la provincia Argentina de Corrientes, en abril de 1865.

La ocupación del territorio correntino

La historia cuenta que al cabo de varios años de enfrentamientos territoriales en las que el Gobierno Militar de la República del Paraguay avanzaba sobre las provincias del nordeste argentino en claros intentos de posesión.

El 13 de abril de 1865, las tropas paraguayas toman los barcos argentinos “25 de mayo” y “Gualeguay”,  iniciando formalmente la ocupación del territorio correntino, avanzando a través de la costa del Río Paraná hacia el sur Provincial, y en proximidades del Rio Santa Lucía, alcanzando influencia Militar y Política en Capital, Lomas, San Cosme, Itatí, Caá Catí, San Miguel, Empedrado, Mocoreta, Mburucuya, Saladas, San Roque, Bella Vista, Lavalle y Goya.

Entre las debilidades de la Jefatura de Guerra Paraguaya, está la ausencia en el frente de batalla de Francisco Solano López, quien se instaló en Humaitá (Paraguay), dejando en mano de sus generales la ejecución de operaciones de vanguardia, el cual produjo algunas desinteligencias y contradicciones que llevo a la sustitución del General Robles.

En este contexto adquieren importancia los combates de Riachuelo (el 11 de Junio de 1865) y el de Punta de Cuevas (el 12 de Agosto de 1865), especialmente este último, por la cercanía al poblado de Bella Vista, que allana el camino para su saqueo.

El combate de Punta de Cuevas

El combate de Punta de Cuevas se produce entre parte de la flota brasileña y un buque argentino, contra la artillería paraguaya apostada en las barrancas del Paraná. Los buques se dirigían aguas abajo rumbo al puerto de Goya. Una batería paraguaya ubicada en las barrancas de aquel paso bombardeó a los buques, que traspasaron el ataque, un buque Argentino formaba  parte de la escuadra: “El Guardia Nacional”, al mando del Oficial Luis Py, quien se detuvo frente a la batería para retar a los cañones paraguayos asentados en las barrancas. Esta postura del Oficial Argentino tuvo un costo alto ya que la estructura del buque fue seriamente dañada, dejando un saldo negativo de muertes, entre ellos un hijo del Capitán Py, y el guardiamarina José Ferré, hijo del Ex Gobernador de la Provincia de Corrientes, Pedro Ferré.

La primera invasión fue el 15 de mayo de 1865 llegando al Departamento de Bella Vista, el mismo se encontraba desprotegido, el pequeño cuerpo del Ejército Nacional que comandaba el General Wenceslao Paunero formado por 3.000 hombres había desembarcado en Bella Vista el 2 de mayo y se dirigió a Rincón de Soto (Departamento de Goya a 100 km de Bella Vista). Más tarde, Bella Vista fue ocupada por segunda vez el 28 de julio  de 1865, y permanecieron en esta localidad los invasores hasta el mes de agosto.

Luego la Jefatura Militar del Ejército paraguayo en operaciones sobre el río Paraná quedó al mando de Francisco Isidoro Resquín, sustituto de Wenceslao Robles, continuó la ocupación de territorios en el sur provincial. El avance alcanzó las inmediaciones de Bella Vista, donde permaneció un mes ejecutando marchas y contramarchas.

Las tropas de Resquín no hallaron resistencia militar ya que el general Paunero se marchó, en el mes de Julio de 1865, hacia el Este, mientras que el general Nicanor Cáceres sólo operaba con algunas guerrillas.

Bella Vista tomada

Los paraguayos tomaron Bella Vista el 20 de Mayo de 1865. Encontraron el pueblo mayormente desierto; sus habitantes se habían ido. Aún así, algo muy agradable habían dejado atrás a disposición de los paraguayos; muchas naranjas y mandarinas dulces que hacían famosa a la comunidad en el Nordeste estaban echando frutos justo en ese momento.

Cáceres le escribió a Paunero, que por motivo de deserción, sus exhaustas fuerzas no podrían continuar sus operaciones por mucho más tiempo.

Hasta la ocupación del poblado de Bella Vista, los pueblos correntinos habían sido respetados, pero, una vez ocupada esta villa, comenzaron los saqueos sistemáticos.

En Goya, todavía con buen espíritu luego de una larga marcha, los paraguayos tomaron nuevas posiciones a lo largo del río Santa Lucía, unos 60 kilómetros al sur de Bella Vista, el 26 de Mayo de 1865.

El opositor, estaba listo para avanzar a Goya, esta vez convencidos de que la resistencia argentina se había evaporado. Se produjo una ocupación efectiva de la ciudad, no con la dimensión ocurrida en Bella Vista, pero de concreción efectiva.

Ante la amenaza paraguaya, la mayoría de los goyanos emigraron a Esquina, quedando sólo los comerciantes extranjeros y los vecinos simpatizantes con los invasores. Así también, por el avance de las tropas paraguayas hacia el sur y ante la amenaza evidente de la ocupación de Bella Vista, algunas familias huyeron del pueblo para refugiarse en otros puntos y  provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires.

Esta acción llevada a cabo en las Barrancas de Punta Cuevas, fue el último combate donde participó una unidad naval Argentina y marca el alejamiento definitivo del Ejército invasor por lo que más tarde fuera memorable en los fastos de las Marina de Guerra de la Nación.

A largo plazo, la Campaña de Corrientes no fue otra cosa que el prólogo de la derrota nuestros hermanos Paraguayos en la Guerra de La Triple Alianza.

 

Consultá las novedades y eventos orientados a emprendedores del sector turísticos

Realizan mantenimiento en el Paseo Costero de Bella Vista

27 de mayo de 2020

Aprovechando la bajante y tras el análisis de los miembros del Departamento Ejecutivo, el gobierno local encaró una importantísima obra...

Leer más

Habilitan nuevas actividades comerciales y deportivas

27 de mayo de 2020

El intendente de Bella Vista, Walter Chavez detalló los alcances de la Resolución N°591 que establece los márgenes de movilidad...

Leer más